lunes, 4 de marzo de 2013

FESTÉJALO


Estudiante de Ciencias de la Comunicación
Universidad Nacional “San Luis Gonzaga” de Ica

Dios escogió el lugar en donde cobijar la alegría. Estoy aquí, en medio del verdadero paraíso espiritual negro. Un paradero, donde el sentimiento y la emoción, rondan sus viejas calles con el fino perfume tradicional y costumbrista. El gemido de un cajón contará la historia de su pueblo, La quijada de burro explicará el mensaje, y Al bailar un festejo, el legado se volverá pasión por el ritmo negro del Perú.

Orgullo e Identidad, nacen y florecen la blanquiroja entre su gente color del resistir y el ser valiente. Su color no es sinónimo de martirio, sino, el emblema que trasluce la naturalidad del alma. Ser hijos del Semillero del Arte y Folclore Afroperuano, dibuja en sus rostros la libertad, y sus manos milagrosas, exprimen el Sabe a Perú.

Rumbambero es, Caitro Soto sobre su cajón y al son de su Toro Mata, nos da la bienvenida a la tierra que lo vio nacer y juguetear a lado de su primo Ronaldo Campos. San Luis de Cañete 'La Cuna y Capital del Arte Negro'; un pueblo que no vende su herencia por no perder la tradición, celebrará su Carnaval Negro, donde el principal protagonista será su propia cultura viva.

Jesús Calagua, me hace partícipe como espectador de los ensayos de la Calle Comercio en el patio principal de la Colonia China. El reloj marcaba el medio día; los jóvenes dejaron de lado el sofocante calor, el sudor para ellos era el resultado de su talento. “Es el grito de mi tierra, Es el encanto de mi gente, Es el sentimiento que produce mi sangre caliente”, expresaban mientras iban repasando paso por paso parte del festejo y el zapateo.

SOBRINO' EL CARNAVA' YA EMPEZO'
Los cajones retumban, el corazón se acelera y la algarabía crece; el 'Carnaval Negro' inicio. Los carros alegóricos, resaltan la elegancia y sensualidad de sus bellas damiselas que danzan y estallan un festejo en cada movimiento de cadera. Y así, Calle San Martín, Santo Solano, Comercio, UPIS Nuevo San Luis, CP. Laura Caller, y otros grupos humanos, desfilan su mística derrochando arte y cultura.

La Calle Santo Solano se cuadra en medio de la pista y frente al jurado, abriendo campo para hechizar a todos con el ritmo que corre en sus venas. Con el tema: Como bailan los negros, danzan y empiezan la jarana negra. A mitad del tiempo de baile, el himno 'Negrito de San Luis' se hace presente, la temperatura calienta la noche y el embrujo de la alegoría a la vida es inhalado por todos. Desde el balcón del Municipio, puedo observar a Deyanira Silva Arizaga, quien pone todas las garras, y entrega alma y corazón por llevar en alto el nombre de su calle, y claro, los apellidos que logró escribir en la historia del Festival Nacional de Arte Negro, pues ella es la Reina del 2012. La presentación su calle concluye; gritos y aplausos se escuchan aquí y allá. Es sin duda alguna que autoridades, jurado y pueblo ya eligieron al ganador absoluto del año.

El Carnaval Negro es aquel acto donde el desborde de simpatía y talento, forjan la magia de su gente. Quizá, el tiempo no me llevo a conocer a la gran cantidad de integrantes soñadores y entusiastas de cada calle o barrio; grupos luchadores que en el tiempo, han podido lograr una popularidad entre los suyos, pero si, la búsqueda de un buen sitial dentro del ranking de ganadores los vuelve cada año más aguerridos.

El que no tiene de Inga, tiene de Mandinga. El Carnaval Negro podrá haber llegado a su fin, pero la tradición de su cultura espiritual y material, continuará...



Publicado en el DIARIO AL DÍA CON MATICES, el martes 05 de marzo de 2013.
Publicar un comentario