domingo, 10 de marzo de 2013

TÍA NANCY: Mujer negra luminosa


Estudiante de Ciencias de la Comunicación
Universidad Nacional “San Luis Gonzaga” de Ica

Con la grabadora en mano, camino los viejos barrios de San Luis de Cañete, donde la bicolor flamea la libertad que costo sangre y lamento. A lo lejos, observo a mi tía Nancy llegar a visitar a su familia. Me acerco a ella, y tiernamente me pregunta sonriendo ¿Cómo estas hijito? Es así como la quiero retratar, natural y alegre, mujer del fino ébano de apellido 'Arizaga'; perfecta para acurrucarme nuevamente sobre su pecho y volar en lo más profundo de su sencillez.

Diego Anicama, mi amigo de Universidad, quien se propuso conocer el pueblo y la gente de que tanto hablo en Ica, asombrado me pregunta: ¿En realidad, es tu tía?

- No es mi tía legal, pero la llamo tía porque fue la mujer que me crió y me dió de amamantar de pequeño, ¿Ahora entiendes el por qué de ese amor a los afroperuanos? -respondí y pregunte-

Cierro los ojos y, como testigo, una estampita de Santa Efigenia, bendice mi nostálgico recuerdo. Al caer la tarde, el olor del camotillo1 se hace intenso, mientras que manos milagrosas, van mezclando humildad y sabor. Ahí está mi tía Nancy con su pañuelo en la cabeza y su mandil blanco, entregando el espíritu culinario que lleva en la sangre. La miro y me pregunto: ¿Alguna enfermedad la aquejará en silencio?

Mi Tía Nancy: Nencia Arizaga Caceda, sonrió y afloró sus sentimientos y emociones cuando cuido de mis tíos, de mi madre y de mi. Admirable mujer negra luminosa, supo corregirnos con el sanmartincito en momentos necesarios, enseñándonos lo bueno y lo malo; y sobre todo, nos abrigo y nos cobijo en su corazón, espejo de su ser.

Pero la historia de mi entrega y pasión por la cultura del pueblo Afroperuano, no sólo queda ahí...

Capaz, muchas personas criticaran lo que hago, me dirán ¿Por qué te metes en un saco donde no perteneces? ...Mi padre es de Iquitos y mi madre de aquí (San Vicente de Cañete), pero resalto que tengo raíz negra por parte de mi abuela materna.

La historia, nace en el tiempo de la explotación del algodón y la caña de azúcar en terrenos de la Ex. Hacienda “Santa Barbara” (San Luis). Juana Larrea, una  esclava arrancada de su madre África, al llegar a su madurez, conoció al inglés Francisco Stop, quien fuera su capataz de jornada. El amor de ambos, dio fruto a su único niño mulato que lo llamaron 'Abraham'. Abraham Stop Larrea, es el padre de mi abuela materna.

La sangre negra, también corre por mis venas, pero sin duda alguna, la sangre Perú, pinta mi alma ...y con ello, seguiré relatando la vida a colores de los afroperuanos.

1- Camotillo: Dulce típico de los distritos cañetanos de San Luis y San Vicente.

Publicado en el DIARIO AL DÍA CON MATICES, el lunes 11 de marzo de 2013.

Publicar un comentario