martes, 4 de junio de 2013

ÁFRICA EN NUESTRA SANGRE


Estudiante de Ciencias de la Comunicación
Universidad Nacional “San Luis Gonzaga” de Ica

Corría el 2006, y tras el informe presentado por la Defensoría del Pueblo, el Congreso de la República decretó a través de la Ley N° 28761 celebrar cada 4 junio el Día de la Cultura Afroperuana. La fecha designada fue en homenaje al natalicio del recordado décimista, folklorista y periodista Nicomedes Santa Cruz (1925-1992), máximo representante de la negritud en el país.

La Cultura Afroperuana surgió de un proceso natural del esclavizado y esclavizada. Pues, arrancados de su madre África, la pachamama y el inti escucharon sus lamentos. Sellados por la carimba1; sangre y lágrimas corrieron como gato en setiembre por los galpones2. Refugiados a la sombra de la noche, y con el retumbar de los tambores, sus cuerpos se elevaron a escondidas del patrón. Al canto del panalivio3 aplacaron penas y buscaron lograr que la ilusión de libertad renazca como luz centellante al nuevo amanecer.

Así, cual Ave Fénix, el hombre y la mujer color capulí renacieron de entre sus propias cenizas. La cosmovisión del pueblo afroperuano conserva su cultura como la mejor arma para resistir, creando otro universo. Conocerla es muy sencilla, pero sentirse parte de ella es todo un privilegio y orgullo nacional. Tan privilegiado como el de estar a los pies de Santa Efigenia.

Me quedé contigo, con Sabino Cañas4 y con tus hijos. A Santa Efigenia la siguen los negritos, cholitos y blanquitos. Dejó Etiopía5, atravesó el atlántico y se quedó en La Quebrada6. Ella está en un Ingá, en un Landó y en numerosas danzas que se juntan para su fiesta. Por decreto municipal, Protectora del Arte y la Cultura Afroperuana desde 1994.

Abandona La Quebrada cada 12 de agosto (Día del Arte Negro Nacional) y se va a San Vicente7 en busca de San Benito y San Martín para armar el jaranón con toda la gente morena. Por ellos se quedó y por ellos festeja.

El tercer domingo, o 21 de setiembre como fecha central de su festividad, llega el momento de rendirle honores, de homenajearla y mirarla a los ojos. Devotos, sumidos al arte negro, danzan, rezan y lloran.

El delirante sonido del bongó y el cajón embrujan a Deyanira Silva (Reina Nacional de Festejo del XL Festival Nacional de Arte Negro - Cañete 2012). Ella saca a flote lo mejor de su talento a través de movimientos naturales, utilizando literalmente, todo el cuerpo.

El festejo es hecho mujer. “Lo descubrí en mi familia, pero es el amor que me nace del corazón cuando expreso sentimientos a través del lenguaje del cuerpo, más allá de tener el color negro como emblema de mi naturaleza”, dice la delgada jovencita que a su vez nos ha permitido ingresar y ser parte del calor de su humilde y pujante familia.

África en nuestra sangre es una sonrisa, un sentimiento, una emoción, y sobre todo, un homenaje a todo el conjunto de hombres y mujeres que han y continúan haciendo del legado afroperuano, una cultura de pura vida.

Así qué: ¡A gozá señó! La fiesta empezó y continuará, porque en ella la tradición y la costumbre se respetan como jamás lo hubiéramos alucinado.

1- CARIMBA: Instrumento de metal con el que los propietarios marcaban a los esclavizados.
2- GALPONES: Espacio donde se destinaban a los esclavizados.
3- PANALIVIO: Danza afroperuana bajo canción-lamento que tiene el significativo poético.
4- SABINO CAÑAS: Máximo representante y gestor de la tradición afro-andina de Santa Efigenia.
5- ETÍOPÍA: Lugar de procedencia de Santa Efigenia.
6- LA QUEBRADA: Centro Poblado del distrito San Luis, provincia Cañete, departamento Lima.
7- SAN VICENTE: Capital provincial de Cañete, departamento Lima.

Publicado en el DIARIO AL DÍA CON MATICES, el martes 04 de junio de 2013.
Publicar un comentario