martes, 4 de junio de 2013

LOS FARFÁN CAMPOS: La buena familia de rompe y raja


Estudiante de Ciencias de la Comunicación
Universidad Nacional “San Luis Gonzaga” de Ica

La familia Farfán Campos, es sinónimo de arte negro y talento en el Guayabo (El Carmen, Chincha), y hasta allá nos dirigimos para entrevistar a la señora Vegonia Campos Ramos, la integrante de esta estirpe familiar que hoy se ve acechada por la fama mediática, ya que uno de sus hijos (Dayron) protagoniza uno de los comerciales televisivos más celebrados en la actualidad, como es el ya famoso baile del “jueves de pavita”. Aquí la entrevista.

A puertas de celebrar el Día de la Cultura Afroperuana, ¿Cómo la festejan?
De rompe y raja, como debe de ser. Nosotros somos una familia muy alegre, siempre que nos reunimos el ritmo que corre por nuestra sangre florece y simplemente lo gozamos.

Eso quiere decir que aquí hay derroche de talento.
Ni que dudarlo. Por ejemplo mis tres hijos si saben de arte negro.

Dayron Farfán Campos
¿Cómo se llaman?
La mayor Vegonia (bailarina) -como yo-, el segundo Yossimar (cajonero y zapateador) y el tercero Dayron (bailarin).

¿Algo más?
Dayron es mi diablito. (Risas)

Siga...
Tengo fe de que será muy famoso.

¿Cómo lo es ahora?
Si y mucho más.

¿Qué dice Mamainé del sobrino?
Ella está muy contenta. Dayron participa en su ballet de festejo todos los domingos en la peña criolla que realiza en su restaurante. Allí también bailan mis otros 2 hijos (Vegonia y Yossimar), y claro, Aimet que es mi hermana y actual Reina de Chincha.

Si que ustedes son para gozar...
Uhmmm, no es por nada, pero sí. (Risas)

¿Baila festejo?
Lo llevo en la sangre, pero estoy más dedicada a mi trabajo, a mis hijos, en especial en Dayron.

¿A qué se dedica?
Trabajo en el restaurante de la hermana de Mamainé, allá en la plaza de 'El Carmen'. Zarandonga siempre ha sido mi principal sustento, con ello me apoyo mucho para brindarles a mis hijos lo que más necesitan.

¿Es cierto que tienen un nexo familiar con Jefferson Farfán?
Dicen que el padre de mis hijos es su primo, pero no sé muy bien.

Y su esposo debe estar contento con lo que está ocurriendo...
Uhmmm, no vivo con él. Tiempo que estamos separados.

La ternura que transmite Dayron en el Jueves de Pavita, ¿Es lo más natural de él?
Si. La verdad Dayron es un niño muy extrovertido, a sus 4 añitos tiene toda la ternura a flor de piel. Es muy juguetón. Además te cuento que él es quien pone el ritmo en su escuelita, y así contagia a sus amiguitos hasta armar todo un jaranón.

¿Cómo surgió lo del comercial?
Los del comercial llegaron al Guayabo para hacer un casting a los niños. Fue aquí, al frente de mi casa. En ese momento Dayron estaba durmiendo con su infaltable Micky Mouse, pero cuando escucho sonar el cajón, se despertó, salió así como estaba y empezó a bailar en medio de todos.

¿Siempre ha sido así?
Siempre. Tengo una anécdota con él. Desde que estaba en el corralito ya estaba moviéndose al sonido del cajón.

¿Qué tal es ese amor de madre?
Inmenso. Ni yo que soy su madre, imaginé que Dayron tenga ese gran talento. Ahora hasta en el almuerzo baila. Amo a mi hijo, a mis hijos.

¿Los medios nacionales ya han visitado a Dayron?
Sí. Frecuencia Latina, América Tv y ATV han llegado a conocer más de él. Justo hace un momento llamaron los del programa Amor, Amor, Amor para poder ir su espacio a dar una entrevista.

¿Emocionada?
Realmente sí. Dayron necesita mucho apoyo, y si hoy llegó el momento, habrá que aprovecharlo. Mi hijo tiene un gran futuro, mi sexto sentido de madre y mujer me lo dice...

A propósito, ¿Qué quiere ser Dayron de grande?
Él sueña con ser Doctor. Hubo un tiempo en que estuve mal con la rodilla, y él me decía: “Mami yo seré Doctor y así te curaré tu rodilla” Eso jamás lo podré olvidar.

Solo nos queda agradecerle a Usted por la acogida en su hogar, por contarnos sobre el niñito de polo amarillo del jueves de pavita y el gran talento familiar...
Está bien. Las puertas del Guayabo y de mi hogar siempre estarán abiertas para todos los que deseen conocer, vivir y disfrutar del arte negro familiar.

¿El bitute de los jueves es con pavita?
De vez en cuando. (Risas)

Y así al ritmo que está de moda... jueves de pavita, jueves de pavita, nos despedimos de esta generosa y alegre familia... y me voy antes de que me canten: como has engordado, luchito, luchito...



Publicado en el DIARIO AL DÍA CON MATICES, el miércoles 05 de junio de 2013.
Publicar un comentario